Inicio | Multimedia

Técnicos de Zona Franca visitan el edificio del Diego Salinas en desuso

Técnicos de Zona Franca de Cádiz han realizado una visita al edificio del Diego Salinas en desuso, que podría convertirse en un centro de negocios de Zona Franca, además de albergar los juzgados de la Ciudad.

2016-06-20 13:57

La visita es fruto de la reunión que tuvo lugar a primeros de mes en la capital gaditana, en la que participaron el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, el delegado de Zona Franca, Jorge Ramos, y técnicos municipales y de la citada entidad pública.

La idea es que el edificio actualmente propiedad de la Junta de Andalucía en la plaza de las Constituciones albergue un centro de negocios de Zona Franca, además de los juzgados de San Roque.

En la visita, los técnicos de Zona Franca fueron recibidos por el alcalde, el teniente de alcalde de Urbanismo, Juan Manuel Ordóñez, y técnicos municipales, para después visitar el edificio, al objeto de analizar la viabilidad de la propuesta.

El alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, recordó que “el Ayuntamiento viene trabajando desde hace años por intentar que se rehabilite este edificio de la plaza de las Constituciones, que es un verdadero parche”.

El edificio fue adquirido en 2003 por la Junta de Andalucía, “pero la llegada de la crisis hizo inviables las inversiones, que hoy están polarizadas en ayudar a las personas con dificultades o en inversiones más prioritarias, en materia de sanidad o educación”.

El alcalde confía en “que las administraciones (Zona Franca, Junta de Andalucía y Ayuntamiento) lleguemos a un acuerdo y en esos 3.300 metros cuadrados en tres plantas podamos disponer de los juzgados y de un centro de negocios que genere mayor actividad comercial”.

Reconoció que “las conversaciones son difíciles, pero las administraciones vamos a poner de nuestra parte para lograr una solución que permita que la rehabilitación del edificio se haga cuanto antes”.

Desveló el alcalde que “para la rehabilitación del edificio se manejan unas cifras de más de 3 millones y medio de euros de inversión, una cantidad muy importante que quizás obligue a una financiación externa, cuestión que está pendiente con Zona Franca”.

“Con la rehabilitación del edificio y sus nuevos usos -añadió el regidor sanroqueño- se cumplirán varios de nuestros objetivos. En primer lugar, completar la rehabilitación de un espacio fundamental en la Ciudad, donde se encuentran la Casa Consistorial, el Edificio Diego Salinas y la Jefatura de la Policía Local. Tan sólo queda pendiente este inmueble, que tiene gran potencial pero que lamentablemente se encuentra en desuso y en unas condiciones estéticas que no son las adecuadas”.

“Pero -continuó- si finalmente alberga el centro de negocios, conseguiremos también contar con un foco de generación de actividad económica y empleo, tan necesarios para un municipio como el nuestro con casi 4.000 personas en el paro. Finalmente, su uso judicial permitiría albergar los dos juzgados ya existentes e, incluso, incrementar su número en uno, para dar así salida a la cantidad de expedientes que existen en la actualidad”, concluyó Ruiz Boix.

Hay que recordar que en la reunión que mantuvo el alcalde con Jorge Ramos el pasado mes de abril, ambos trataron también de la ampliación de la Zona Franca a la Zona de Actuaciones Logísticas (ZAL) de la Estación de San Roque, con el objetivo de hacerla más atractiva para nuevas empresas.

En cuanto a su encuentro de mayo con el Manuel Jiménez Barrios, Ruiz Boix planteó al vicepresidente de la Junta de Andalucía que el Ayuntamiento recuperara la titularidad del edificio -destinado a Palacio de Justicia- para rehabilitarlo, y ceder en el mismo el espacio necesario para albergar, no ya sólo los dos juzgados existentes en la ciudad, sino también un tercero.

Desde el Ayuntamiento se ha tratado en diversas ocasiones alcanzar un acuerdo con la Junta a fin de desbloquear este asunto. Hay que recordar que Disciplina Urbanística ya ha actuado en varias ocasiones, y el estado actual supone un gran peligro, además de ofrecer una mala imagen en el centro del municipio. El objetivo es llegar a un entendimiento teniendo en cuenta las dificultades económicas que atraviesan en general las administraciones españolas, y con el objetivo de que el edificio no se deteriore más.

El Edificio C o Pabellón Norte del antiguo Cuartel Diego Salinas, está situado en la Plaza de las Constituciones, y tiene una superficie construida de 3.421,23 m2 en tres plantas.

La cesión de este edificio se remonta a 2002, cuando se firmó un primer convenio entre el Ayuntamiento y la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía, en la que se le cedía la titularidad del suelo y, por un precio simbólico, el edificio.

La recuperación por parte del Ayuntamiento del antiguo Cuartel Diego Salinas se llevó a cabo tras la compra al Ministerio de Defensa de los terrenos en noviembre de 2001.